Comparte este Post es tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El ser humano ha avanzado demasiado y ha puesto sus fuerzas en estudiar y entender lo que está en su exterior, ¿pero quién ha intentado buscar interacciones que rigen la mente y las emociones? El estudio y conocimiento del interior del ser humano está muy atrasado en comparación con el estudio de su exterior.

Existen leyes y fuerzas que rigen el mundo material, de la misma manera existen leyes y fuerzas que rigen el mundo emocional, que rigen la mente, los sentimientos y la conducta, pero estos “no han sido descubiertas”, hoy comenzaremos a descubrirlas.

En el universo todo gira, la luna gira alrededor de la tierra, los planetas alrededor del sol, el sol gira en la galaxia y así sucesivamente, ¿pero sabes por qué sucede esto? Porque existe una fuerza que pone todo en movimiento, porque el creador implantó un “motor” para que el universo “viva”, para que todo se moviera, esa fuerza es una misteriosa atracción: la atracción gravitatoria. Tú saltas y regresas al suelo porque la atracción gravitatoria, comúnmente conocida como gravedad, te hace regresar. La luna no cae a la tierra y gira constantemente por la atracción gravitatoria. La atracción genera acción. Debido a que hay atracción el universo está “vivo”, tiene movimiento constantemente. La atracción es la que genera acción, movimiento, vitalidad. La gravedad es un punto elemental. Grábate muy bien esto, la atracción es quien mueve las cosas en todos los planos, así, si una persona del sexo opuesto te atrae tenderás a “girar” alrededor de ella.

Entonces, en el plano material la atracción gravitatoria es la que activa, así los cuerpos se atraen entre sí por la atracción gravitatoria y más atracción se ejercen mientras más masa posean. Si no hay masa, no hay atracción. La atracción gravitatoria es quien hace que los cuerpos celestes se muevan como si estuvieran vivos.

Ahora, piensa en el ser humano. ¿Qué lo mueve? ¿Por qué nunca está quieto? ¿Por qué busca siempre más de lo que tiene? ¿Por qué no se conforma? Porque hay una fuerza que lo mueve así como la gravedad mueve los cuerpos celestes, existe una atracción que somete al ser humano para ponerlo en movimiento, porque existen leyes que rigen su cerebro para que esto así suceda. Recuerda que la atracción es quien mueve todo. En el universo material la gravedad ejerce la atracción, pero en el ser humano ¿quién o qué? Ya podrás comenzar a entender los misterios de la mente, las emociones y hasta de la creación.

Comparte este Post es tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies