Las humillaciones han sido centenares de veces por no valorarme y saber ponerme en mi sitio como vendedor y líder de equipos comerciales:

Malos rollos(muchas críticas a mis espaldas)

Envidias (por mi actitud positiva y carisma al saber liderar los equipos que dirigía)

Maltrato psicológico (manipulaciones y fuertes presiones por mis dirigentes y jefes en las empresas que he estado y entraba en conflicto con mis propios valores como la libertad de decisión, el respeto y la honestidad)

Chantaje emocional (como vendedor y líder de equipos querían que mis jefes y encargados que produjera más y tendría una remuneración económica, y cuando cumplía con mis objetivos en ventas me decían no me podían dar esa remuneración por que el equipo que dirigía no habían cumplido con sus objetivos, esto era el nunca y acabar…)

Por esta misma razón me hice emprendedor en el 2010 y empecé a crear mi propio proyecto de Comunica, Conecta y Vende (CCV)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies