MI HISTORIA COMO VENDEDOR

El vendedor tímido que triunfó en ventas

Todo comenzó en el año 1992 cuando tenía 17 años. Empecé en el sector de las ventas pero tenía un gran problema, era una persona extremadamente tímida y con el tono de piel tan blanco que tengo, enseguida me ruborizo, que parezco una bombilla incandescente, era tan tímido que mi primer trabajo me lo busco mi madre y me acompaño a la entrevista también.

La primera vez que llamé a una puerta me decía a mi mismo: (que no me abra, que no me abra, que no me abra) mi compañero, muy amable me decía: “va Jordi, ve a por la siguiente puerta”, cuando fui y piqué en la siguiente puerta volvieron a surgir mis plegarias de que no me abra, que no me abra, que no me abra… (no quería enfrentarme a hablar con una persona totalmente desconocida a la que tenía que recitar todo el guión que me había memorizado la noche anterior enfrente del espejo.)

Consecutivamente, mi compañero me animó, vamos Jordi que esto es muy fácil (bromeaba diciéndome esto sólo son las 100 primeras puertas jajajaja) Continúe y piqué la tercera puerta, y en ese momento se abrió muy despacito y apareció una mujer de unos 50 o 60 años y me lancé hablar con ella.

Buenos días señora
Me respondió muy amablemente, buenos días. (Yo estaba muy nervioso, manos sudorosas, tez colorada, tono de voz muy fuerte y a la vez sin palabras. Tuvo que hablar mi compañero que estaba al lado apoyándome por si alguna cosa salía mal, él fue el que continuó hablando con la mujer por que me quede totalmente en blanco) 

 

¿Cómo superé mi timidez?
con muchísimo apoyo y ayuda de todos los compañeros y de mi jefe que me animaban mucho a seguir, había buen ambiente de trabajo, buenos compañeros, colaboración y cooperación para que todo estuviéramos unidos durante toda la jornada laboral.

Lo que más me decían todos y cada uno de ellos era: practica Jordi practica y esta vergüenza se te ira con la practica y durante los próximos 2 años como vendedor siempre iba acompañado y nunca me dejaban solo, la clave estuvo ahí apoyo y ayuda de todos los compañeros.

A los 19 años me fui hacer el servicio militar (9 meses cumpliendo con el estado español) y a los 5 meses de terminar la mili. 9 de Septiembre del 1994 recibí una muy mala noticia de mi familia y era que mi madre había fallecido de cáncer de colon a los 45 años. Después de este golpe tan duro tuve que seguir trabajando como vendedor y labrarme un futuro laboral. GRACIAS a mis compañeros y muy importante mi jefe (se convierto como en un padre para mi) me ayudó mucho a superar este  golpe tan y tan grande.

Después empecé a concentrarme en el trabajo para no pensar en el fallecimiento de mi madre y me convertí en uno de los mejores vendedores de la empresa.

Mi jefe luego me ponía personas a mi lado para que aprendieran de mi, yo estaba feliz por enseñar lo que yo había aprendido en estos 2 años en ventas.

Tres años más tarde 1997 tomo la decisión de independizarme y me compro un piso con la pareja que tenía aquel momento. A partir de este momento me doy cuenta que tenía una gran responsabilidad en mi vida y que tenía que hacer frente a todas las facturas de luz, gas, agua, teléfono y la letra del piso hipotecado por 30 años, a los 15 días no sabía como hacer frente a todos estas facturas futuras, aunque cobraba un buen sueldo, pero era algo nuevo para mi. A los 6 meses de adquirir la vivienda, ascendí como responsable de equipo para liderar a 4 o 5 diferentes personas de ambos sexos para que cumplieran con sus objetivos y metas de diferente índole. Otra gran responsabilidad, ayudar a otras personas  a mejorar su economía.

 

 

 

Después de 9 años en la misma empresa (1992 a 2001) me ofrecen la oportunidad de cambiar de sector laboral, aunque con mucho miedo a ese cambio, quería vivir nuevas experiencias y conocer gente nueva. Me lancé, me arriesgue y cambie de sector, nuevos compañeros, nuevo producto, nuevas normas, nueva moneda (de peseta al euro) en este nuevo proyecto. ascendí muy rápido ya que tenía 4 años de experiencia en llevar equipos de trabajo y 9 como vendedor.

Como la empresa era mas grande que la anterior, me enseñaron a delegar de manera eficaz y logré liderar a mas de 40 personas a que cumplieran sus objetivos y metas en ventas, desde este entonces empece a ganar diferentes premios, trofeos, viajes, reconocimientos y por ende a facturar mucho dinero desde el 2001.

 

 

 

 

En el 2007 con 34 años ya había hecho varios cambios de empresa y acumulando experiencia en mi trayectoria como vendedor y líder de diferentes equipos comerciales.

En esta nueva empresa empiezo una nueva etapa en mi vida laboral como formador en ventas. Mi director de oficina tenía plena confianza y seguridad en mi para que me pusiera delante de un grupo de personas y transmitiera lo que realmente había aprendido en todos estos años atrás, me animaba día tras día, semana tras semana y después de más de tres meses animándome a que me enfrentara a este reto, me arme de coraje y valentía y me puse delante de un grupo de vendedores a compartir mis conocimientos, sabiduría, energía y pasión para que potenciaran sus ventas.
No fue nada fácil empezar en este nuevo camino, por que me daba pánico a hablar delante de 15 a 20 vendedores y explicar mi trayectoria de lo que había hecho en estos años.

La primera vez no rezaba para no hablar sino que tenía que preparar mi discurso para transmitir mis vivencias como vendedor y la verdad que si que estaba muy nervioso las primeras veces que hablaba y también me dijeron lo mismo cuando me inicie en el mundo de las ventas practicar, practicar y practicar.
​Tanto había practicado, que después me tenían que sacar de la tarima haciéndome señales con el reloj, dándome a entender que el tiempo se había agotado jejeje 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies